El estreno de Quarry: Los desastres de la guerra - El blog de Pablo Ual
229
post-template-default,single,single-post,postid-229,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive
quarry cinemax estreno

El estreno de Quarry: Los desastres de la guerra

 

Quarry, a disillusioned Vietnam War vet, returns home to Memphis in 1972 only to find rejection and scrutiny at every step

Uno comienza leyendo la primera línea de la sinopsis en imdb y posiblemente no se entusiasme demasiado. Una premisa más que conocida por todos: el veterano de guerra que vuelve a su ciudad y nada es como antes.

Una vez lanzado el estereotipo, la premisa manida en televisión y en cine, voy a intentar lanzar varias claves de la que , en mi opinión, hacen del estreno de Quarry una de las grandes series de la temporada 2016-2017. Con spoilers.

Análisis del estreno de Quarry

Uno lee el nombre de Greg Yaitanes y le vienen muchas cosas a la cabeza: Lost, House, Prison Break, Héroes… Un gran director de series de TV al cual Quarry le viene como anillo al dedo. Ser director y productor ejecutivo es una combinación explosiva para tener el producto bien “atado”.

Si a la ecuación sumamos Cinemax, inevitablemente nos viene a la cabeza la más reciente: Banshee, una excepcional serie de principio a fin la cual pasó desapercibida al estar en un canal que ha pasado de pies puntillas, con las excepciones de Banshee o The Knick, siendo filial de la cadena “guapa”, la HBO.

Referencias a Banshee y A dos metros bajo tierra

Y es que la dupla Alan Ball – Greg Yaitanes de Banshee se nota y mucho en esta serie. La creación de personajes, la contraposición a ellos y sobre todo, el protagonista Quarry y su novia Yoni. Capítulos como el cuarto, sin duda son una oda, un gran homenaje a Alan Ball, guionista y productor de series tan dispares como A dos metros bajo tierra o Banshee, pasando por True Blood.

El capítulo cuarto perfectamente podría haber sido por el mismo Alan Ball, un capítulo lleno de secuencias dramáticas con Yoni y Quarry como protagonistas con un hotel como telón de fondo como localización principal. Por un momento volví a capítulos como en A dos metros bajo tierra, con Nate y Brenda en una relación difícil de explicar en unas líneas.

 

El punto de partida de Quarry

Conway y Arthur, dos viejos amigos y luchadores en Vietnam, vuelven a su hogar al cabo de un año después de haber combatido en la guerra. Nada es como antes, no sólo por combatir en la propia guerra, sino por un suceso más que llamativo y que llegó hasta los medios de comunicación: la matanza de civiles en Quan Thang. El recibimiento en el aeropuerto es muy agitado. No son bienvenidos en su tierra por las brutalidades cometidas.

Todo cambia con la aparición de “El Broker”, un personaje que se entromete en sus vidas ofreciendo recompensas por distintos encargos (con sangre de por medio, se entiende).

Sin duda el Broker es uno de los grandes personajes de esta serie, no tanto por la violencia física, sino por cómo maneja la situación, cómo se adelanta a cualquier paso, cómo maneja (y tergiversa) las situaciones como nadie.

Quarry: el contexto lo es todo

Quería hacer especial hincapié en el contexto en el cual se enmarca de manera brillante. Un momento político y social muy agitado por las noticias de fuera vistas por televisión (Vietnam) pero lo que sucede en casa no se queda corto. EEUU convulsionado todavía por el asesinato de Martin Luther King años atrás en el propio Memphis donde se desarrolla la trama. Un problema racial de enorme magnitud con muertes de uno y otro bando y con grandes abusos de la población blanca (imperdible el toque de queda y las reacciones de unos y de otros)

La confrontación de los dos entornos bélicos, tanto la parte bélica de Vietnam como la parte “bélica” de Memphis, USA, crean un espacio que acompaña y asfixia a los protagonistas, convirtiendo el estreno de Quarry en una de las mejores series de tv del año.

En el próximo post hablaré sobre Broadchurch un regreso muy esperado