El juicio de Nasir Khan en The Night Of - El blog de Pablo Ual
224
post-template-default,single,single-post,postid-224,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive
the night of miniserie hbo

El juicio de Nasir Khan en The Night Of

Comentaba el otro día en la reseña sobre Stranger Things los problemas de continuidad que existen en The night of (que los hay) lo que no quita que estemos ante otra de las grandes sorpresas del verano.

The night of llevaba una carta de presentación bajo el brazo más que llamativa: Steven Zaillian (La lista de Schindler, Gangs of New York, Milllenium: Los hombres que no amaban a las mujeres, entre otras) y un elenco potente, desde el genial, una vez más, John Turturro, hasta los “Thewirienses” Michael Kenneth Williams y J.D. Williams, pasando por la implacable Jeannie Berlin en el papel de fiscal.

A partir de aquí, puede haber spoilers.

The Night Of: una gran miniserie made in HBO

El episodio piloto, una auténtica locura de principio a fin y una continua sucesión de catástrofes una detrás de otra que azotan a nuestro protagonista Nasir Khan, viene a anticipar la premisa central y el punto de partida: el protagonista que está en el lugar equivocado en el momento inoportuno, una premisa central más que conocida por todos tanto en cine como en televisión.

Curiosamente, dicho punto de partida choca con la premisa del abogado John Stone, el cual se encuentra justo en el lugar indicado en el momento oportuno: esa salida de la cárcel y el consecuente breve diálogo donde conoce al protagonista, su futuro cliente.

Ese encuentro de casualidades acabarán confluyendo en una peculiar relación, en cercanías y desconfianzas, es una amistad con algunas asperezas.

Sexo, alcohol, drogas y dos desconocidos con la noche neoyorkina como telón de fondo en The Night Of son los ingredientes para que el cocktail termine de explotar.

El baile de abogados

Y digo baile porque abrimos el círculo con John Stone para pasar a Alison Crowe, de Alison Crowe a la joven e inexperta Chandra, para finalmente cerrar el círculo con el inspirador y bien preparado discurso de John.

Este baile de abogados nos da una idea de la repercusión del caso unido a los pocos recursos y el desconocimiento de la familia de Nasir ante ellos: desconocen quién es mejor o peor abogado, cuáles son sus honorarios, lo que le llevará, en el caso del padre de Nazir, a momentos muy desagradables y complicados con sus compañeros taxistas.

No sólo son las excentricidades de John las cuales hacen que empaticemos con él (su enfermedad que empeora en los pies; el gato que tiene en casa; la gran pasión que pone en el caso, etc), sino el propio hecho de ser apartado del caso al optar la familia por la abogada Alison Crowe. Un momento interesante del segundo capítulo en el cual sentimos la impotencia y pena de Jack Stone al verse apartado del caso.

El problema en la continuidad en The Night Of

En The night of, el problema de continuidad lo veo fundamentalmente en dos aspectos: el primero de ellos en cuanto al espacio (en concreto la cárcel) y en segundo lugar a la continuidad en el personaje de Chandra.

La cárcel es el lugar donde se produce el proceso de transformación de nuestro protagonista Nasir, tanto física como mental: se afeita la cabeza; empieza a tatuarse distintos elementos; ejerce de camello para sus “amigos”; su conducta se transforma mucho más agresiva. Podemos pensar en un principio que es sólo para sobrevivir en dicho hábitat y para las apariencias, pero realmente es al final cuando ya Nasir se encuentra como pez en el agua (como ejemplo, el momento en que se acerca a un joven herido en el rostro a ofrecerle sus servicios de protección)

Sin embargo, a pesar de ser el espacio claro de ese proceso de transformación, poco aportan los secundarios de prisión y un poco difusa la relación Freddy, el ex-boxeador, y Nasir, a pesar de sus buenas intenciones. En mi opinión, hay mucha más química entre John y Nasir, abogado y acusado, en los pocos momentos que se ven, que con Freddy y Nasir, que viven bajo el mismo techo.

El segundo momento lo podemos ver en el comportamiento de Chandra. Primero como abogada novata y con iniciativa, llevando muy bien a los testigos con seriedad, rigor y gran instinto, así como interrogando a los testigos de la fiscal. Sin embargo y a raíz del “desliz” en la cárcel, en mi opinión la credibilidad del personaje se viene abajo. Más aún si cabe al tomar el riesgo enorme de sacar a Nasir al estrado, con el riesgo que supone ser interrogado por la fiscal. Me cuesta creer que después de una defensa tan sólida a pesar de su experiencia, la joven cometa dos errores tan graves (por no decir que ese “enamoramiento” resulta muy poco creíble)

El juicio

La parte posiblemente, más extensa y con la que más he disfrutado. En especial los momentos del capítulo 6,7 y 8: testimonios puros y duros. Brillantes los actores secundarios, los abogados, los diálogos y las actuaciones. ¿En serio echáis en falta otras localizaciones? Los creadores de The Night Of nos dan una localización principal y un buen guión para crear grandes escenas. No hacen falta muchos más elementos para que haya emoción y buenos diálogos.

Lo mejor de The Night Of

Gracias a los guionistas por no haber añadido una secuencia de una hipotética “recuperación de la memoria”, tan manida en otras temporadas o películas. Las lagunas que tiene el protagonista debido al consumo de drogas y de alcohol siguen perdurando de principio a fin, no hay momento de recuerdo. Chapeau.

La fotografía de The Night Of, impecable durante toda la temporada, nos puede recordar perfectamente al Seattle más oscuro y frío de The Killing.

Con respecto al final, la verdad es que está muy bien resuelto y de manera elegante: la renuncia de la fiscal a continuar el caso. En cuanto al sospechoso, poco importa ya. Importa la libertad de nuestro protagonista y en pensar qué será de su futuro ¿Le habrá cambiado tanto la cárcel? ¿Cuáles serán sus aspiraciones?

Gran acierto de la HBO con The Night Of que nos vienen a recordar que “Las miniseries son para el verano”.