La gran sorpresa con Stranger Things - El blog de Pablo Ual
219
post-template-default,single,single-post,postid-219,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

La gran sorpresa con Stranger Things

Stranger Things en 2016 no sólo se convirtió en una de las series del verano pasado sino en un auténtico fenómeno. Desde una gran campaña en redes sociales hasta una repercusión en Twitter donde el sentido del humor ha sido predominante (el hashtag #weallarebarb quedará para el recuerdo).

La sorpresa del verano 2016 en Netflix

Afortunadamente, Stranger Things ha supuesto un soplo de aire fresco en la producción de la cadena y una sorpresa más que agradable en la emisión veraniega. Si a la mayoría de nosotros nos fuesen a decir antes del visionado del piloto el tremendo impacto que iba a suponer, pocos lo íbamos a creer.

Las referencias ochenteras y el “back to 80s” son resueltos de manera creíble (e increíble) por una dirección de fotografía impecable y una banda sonora de 10, ¿quién no ha tarareado los acordes de los créditos?

Una elección de casting muy de HBO

La elección del casting, digna de un casting HBO, unida a la creación de los personajes, forma una dupla que ha arrasado todo a su paso. Desde los tres pequeños aventureros en busca del Demogorgon al pobre “Chief” Jim Hopper pasando por una grandísima y dramática Winona Ryder, la cual pudimos disfrutar hace poco de la mano de David Simon con Show me a hero en un papel muy distinto, en ese caso metida en la política de Yonkers. Esperemos poder disfrutarla más a menudo.

Con respecto al contenido y a la continuidad en Stranger Things, muy pocas fisuras hay en la evolución de los capítulos. Personalmente creo que es la gran virtud de la serie: la ficción y la evolución de los acontecimientos son llevados de manera paulatina a través de un ritmo continuado. Resalto este aspecto porque es muy difícil mantener una tensión y calidad a lo largo de varios episodios. Por ejemplo, la reciente miniserie de HBO finalizada “The night of“, de temática distinta a Stranger Things, carece en algunos momentos de esta continuidad. De esto hablaré en otro post.

Habrá segunda temporada de Stranger Things

El anuncio confirmado por parte de Netflix de la renovación de Stranger Things por una segunda temporada, viene a disparar el “hype”. La espera hasta la próxima temporada conlleva multitud de comentarios al respecto. Para todos aquellos que queráis conocer más detalles sobre la segunda temporada, os recomiendo que leáis esta entrevista concedida al Entertainment Weekly (en inglés).

Por último sólo se me ocurre pensar en el gran trabajo de los creadores, los hermanos Duffer: Matt y Ross. 32 años tienen cada uno. El futuro está en sus manos. Ojalá sigan trayéndonos series como ésta. Propuestas no les van a faltar